Nuestro sitio utiliza cookies propias y de terceros que nos permiten ofrecerle un mejor servicio. Al navegar por nuestra web, usted acepta el uso que hacemos de las cookies. Más Información

FacebookTwitterYoutubeLinkedin

Balance positivo


Con esta nueva edición de nuestro boletín prácticamente cerramos el año 2017, así que toca hacer recuento de lo conseguido y, sobre todo, de los retos y objetivos que debemos afrontar durante el nuevo año para consolidar a nuestro Parque como espacio de referencia en innovación, desarrollo y servicios avanzados y, en definitiva, contribuir al desarrollo industrial y empresarial de Andalucía.

Al hacer nuestro balance somos conscientes de que poseemos un valioso capital, compuesto tanto por nuestras empresas como por nuestras instituciones públicas y privadas y, especialmente, por la trayectoria y capacidad de colaboración entre todas ellas, lo que nos da un innegable valor añadido y capacidad para emprender nuevos proyectos.

En este sentido, nuestra fortaleza en el sector aeronáutico nos da una ventaja que debemos aprovechar para avanzar en la conquista del sector espacial, un ámbito cuyo pilar fundamental es la innovación y en el que tenemos un gran potencial de crecimiento. Todos los agentes implicados-instituciones, empresas y grupos de investigación- están convencidos de la relevancia de este sector. Muestra de ello es la colaboración de más de veinte entidades andaluzas en la celebración de la Semana Mundial del Espacio 2017, que recogemos en nuestro boletín.

Tenemos razones para ser optimistas. Como veréis en este número, en 2019 Sevilla se convertirá en la capital europea del sector aeroespacial, presidiendo la comunidad Ariane, lo que abre una gran oportunidad para que Andalucía se posicione mejor en el sector. Nuestras instituciones no quieren desaprovechar esta oportunidad y, por ello, la Junta de Andalucía pondrá en marcha una Estrategia del Sector Espacio en Andalucía para el periodo 2018-2025, que tiene por objetivo maximizar el potencial de esta parte de la industria aeroespacial andaluza.

En los últimos años la industria espacial andaluza ha ido creciendo e involucrándose cada vez más en proyectos internacionales de I+D. En especial, por supuesto, nos enorgullece el proyecto desarrollado por nuestro Centro Tecnológico, CATEC, primera entidad andaluza en fabricar una pieza con tecnología de impresión 3D que será lanzada al espacio al incorporarse a uno de los satélites de la Agencia Espacial Europea, y del que también hablamos en nuestro boletín.

Estamos seguros de que nuestras empresas e instituciones sabrán aprovechar estas ventajas y oportunidades, y estamos deseando apoyarles en estos proyectos en el año que dentro de poco comienza.

 

Joaquín Rodríguez Grau

Consejero Delegado

 

No events

Suscripción al boletín

Empresas

CATEC y Alestis Aerospace colaborarán para desarrollar nuevas tecnologías de impresión 3D en aplicaciones altamente innovadoras para el sector aeroespacial

El acuerdo fue firmado por Javier Díaz Gil, CEO de Alestis; y Joaquín Rodríguez Grau, director gerente de FADA-CATEC, en el marco del Salón Aeronáutico y del Espacio de París-Le Bourget, principal feria europea del sector en la que ambas entidades participaron paramantener encuentros con empresas y entidades del sector y potenciar relaciones de colaboración tecnológica y de I+D.

Concretamente, el convenio se centrará en el desarrollo conjunto de proyectos de I+D encaminados a tecnologías de fabricación aditiva (additive manufacturing) en materiales no metálicos, como los materiales plásticos y los compuestos, en los que Alestis Aerospace es referente mundial.

La compañía es uno de los principales proveedores de primer nivel (Tier One) de los grandes fabricantes aeronáuticos mundiales, y líder en ingeniería y tecnologías de fabricación y montaje de materiales compuestos, con capacidad de concebir, diseñar, desarrollar, certificar, fabricar, montar, entregar en Línea de Montaje Final (FAL) y ofrecer un servicio de atención al cliente de manera competitiva y a largo plazo.

Por su parte, FADA-CATEC aportará su amplia experiencia en el desarrollo de aplicaciones y soluciones en fabricación aditiva para su uso en el sector aeronáutico y espacial, donde se ha convertido en un referente europeo en este campo, gracias hitos tan importantes como el desarrollo de componentes para lanzadores espaciales para la Agencia Espacial Europea (ESA), como los lanzadores VEGA y Ariane 5. Asimismo, ha participado en el desarrollo de componentes de satélites y para diversas aeronaves comerciales y militares conjuntamente con diversas empresas del sector.

La tecnología de additive manufacturing o fabricación aditiva, conocida también como impresión 3D, se basa en la fabricación capa a capa de componentes y jugará un papel clave para mejorar la fiabilidad y la reducción de costes en los nuevos sistemas fabricación avanzada en diversas industrias, como la industria aeroespacial.

Con esta tecnología, básicamente los objetos metálicos son creados a través de un modelo 3D de diseño CAD, el cual es seccionado en capas de pequeño espesor haciendo uso de un sistema láser o de electrones, que se encarga de fundir y unir el material (metal, material compuesto, plástico u otro) en estado de polvo. Todo esto sin realizar tarea de mecanizado alguna durante el proceso de fabricación. El acurdo suscrito, permitirá extender las aplicaciones ya desarrolladas al mundo de los materiales plásticos.

Esta tecnología puede ser implementada en el ciclo integral de vida de un producto, contando con grandes ventajas frente a otros procesos de mecanizado convencional, como las posibilidades que ofrece para fabricar piezas de geometrías muy complejas, imposibles de realizar por otros métodos convencionales, con una funcionabilidad mejorada y propiedades mecánicas comparables a las de las aleaciones producidas por otras tecnologías actualmente en uso.

Otras de las ventajas del uso de esta tecnología son la eficiencia y optimización de recursos, al utilizarse sólo el material estrictamente necesario en el proceso de fabricación; el ahorro sustancial en el peso de las piezas –aspecto fundamental en el ámbito aeronáutico y espacial-, el desarrollo de nuevos materiales de fabricación o la posibilidad de hacer modificaciones sobre el diseño de los componentes y su aplicación inmediata a la producción (con el consiguiente ahorro de tiempo y coste).