Nuestro sitio utiliza cookies propias y de terceros que nos permiten ofrecerle un mejor servicio. Al navegar por nuestra web, usted acepta el uso que hacemos de las cookies. Más Información

FacebookTwitterYoutubeLinkedin
No events

Suscripción al boletín

La firma

La importancia de la actividad espacial

 

 

 

 

Gonzalo Galipienso
Director de Relaciones Institucionales de EADS Casa Espacio

 

 

 

 

 

El Espacio siempre nos ha hecho soñar. La Tierra es la cuna de la Humanidad y el Espacio despierta sentimientos muy profundos que invitan al Hombre a descubrirlo, a explorarlo y a buscar respuesta a las grandes preguntas que se plantea el Ser Humano. Salir de la Tierra es una aventura fascinante y misteriosa.

Hace un siglo, volar también hizo soñar. La aviación se convirtió en una aventura poblada de grandes héroes. Muchos científicos e ingenieros aportaron contribuciones muy valiosas a la que, hoy en día, es una de las mayores industrias del mundo. Sus aplicaciones son innumerables y su desarrollo ha dado paso a muchas otras. La aviación no sólo ha generado  nuevas tecnologías, sino que ha exigido la implantación de unas infraestructuras que han cambiado nuestro mundo. Todo ello creó empleo, riqueza y bienestar, nos dio una nueva visión del transporte y, mucho más, cambió el concepto psíquico de la distancia.

La actividad espacial comenzó hace un poquito más de medio siglo y, desde entonces, no ha parado de progresar. El aporte científico y tecnológico supera al aeronáutico y sus aplicaciones desbordan nuestra imaginación. Cualquier proyecto espacial exige la aplicación de tecnologías muy avanzadas y el desarrollo de otras nuevas. Requiere también un alto nivel de conocimientos científicos con lo que se despierta la actividad intelectual y se aviva la imaginación de las personas que se dedican a ello. Las tecnologías que se desarrollan son tan complejas que encuentran fácilmente aplicación en muchos otros sectores de la industria, mejorando así la calidad de vida de la sociedad que las impulsa.

Resulta difícil imaginar lo grande que llegará a ser el aporte industrial y comercial de la actividad espacial en un futuro próximo. Lo que sí se puede garantizar es que será, al menos, tan importante como lo que nos dio la aeronáutica tras sus primeros 50 años de existencia. La actividad espacial está todavía en sus inicios, pero cada día aporta nuevas ideas y aplicaciones. Da vértigo imaginar lo que podrá conseguirse durante los próximos 50 años. Al igual que lo hizo la aviación, la actividad espacial modificará nuestro mundo pero de forma aún más drástica y compleja, ya que, ¡…incluso podría permitirnos llegar a otros planetas y descubrir nuevas vidas…!

Dentro del sector espacial español, la contribución de Andalucía es importante. Aerópolis aporta mucha ayuda tecnológica y los centros científicos andaluces enriquecen la ciencia espacial. Es muy interesante que Sevilla haya podido integrarse en la Comunidad de Ciudades Ariane (CVA), la asociación Europea del sector de lanzadores. Su siguiente objetivo podría ser conseguir su Presidencia con el objeto de alcanzar una gran ayuda Europea para enriquecer su actividad espacial.

Es fácil comprender que esta última acción ayudará, no sólo a promocionar la actividad espacial, sino también a enriquecer su imagen ante los ciudadanos europeos y especialmente ante los españoles.